If you want to hair extensions dye your hair for the New Year, don't take a look at the brown human hair extensions style that is most suitable for autumn and winter. You can use long clip in hair extensions in both hair and remy hair extensions. OK, whether you have bangs or no bangs, or you have a partial or partial deviation, you can control it.

SUCESIONES - HERENCIAS

Se trata de un impuesto que grava las trasmisiones de patrimonio de forma gratuita –sin contraprestación alguna–. Así, cuando fallece una persona sus sucesores están obligados a liquidar el impuesto de Sucesiones. De igual modo, si recibimos un obsequio que supere el importe exento estamos obligados a liquidar el impuesto de Donaciones. Estos dos impuestos, aunque sean de naturaleza distinta, se liquidan a través de una misma figura: el impuesto de “Sucesiones y Donaciones”. El impuesto de Sucesiones y Donaciones se encuentra cedido a las comunidades autónomas que suelen establecer especialidades en la liquidación del mismo, por lo que deberá ponerse en contacto con un despacho de abogados para realizar sus trámites de la manera más convenientes para su caso.

?Quién tiene la obligación de declarar el impuesto de sucesiones?

Aquellas personas físicas que hayan adquirido bienes o derechos por herencia, legado o cualquier otro título sucesorio. Quienes hayan recibido una donación o cualquier otro negocio gratuito. Y también aquellas personas físicas que adquieran bienes o derechos por seguros sobre la vida cuando el contratante sea alguien distinto del beneficiario. Cualquier ciudadano en estas circunstancias tiene que declarar: cosa distinta es que una vez efectuada la liquidación, el contribuyente no tenga que pagar a Facenda.

?Cuál es el plazo que está establecido?

La normativa refleja que en el caso de una donación se disponen de 30 días hábiles a contar desde el siguiente en el que produce el acto o el contrato. En el resto de supuestos, como las herencias o el seguro de vida, hay seis meses desde que se produce el fallecimiento.

?Qué riesgos hay si no se hace la declaración?

Además de las consecuencias en materia fiscal, el impuesto de sucesiones y donaciones posee ciertas garantías. Por ejemplo, su no presentación o impago puede desencadenar que los intermediarios financieros no autoricen la retirada de fondos a los herederos; que el registro de la propiedad no autorice el cambio de titularidad del bien o que una compa?ía impida el cobro del seguro. Por eso, todo aquel que recibe una herencia o una donación tiene obligación de presentar la declaración.

Se hereda lo bueno y lo malo.

Un heredero se hace siempre con los activos de quien lega el patrimonio, pero también con su pasivo, es decir, las deudas. La depreciación de los bienes inmobiliarios desde el estallido de la crisis económica juega un papel determinante. Por ejemplo, si se recibe un piso sobre el que todavía queda una parte de la hipoteca por amortizar y su venta es muy inferior al precio que se pagó puede darse la circunstancia de que no salgan los números para el heredero. También se da el caso en el que la persona fallecida tiene cuentas pendientes con los acreedores y sus descendientes deciden no hacer frente a la deuda por imposibilidad económica.

?Cuándo prescribe el impuesto?

El plazo es de 4 a?os a contar desde la finalización del plazo para presentar el impuesto correspondiente, es decir, a partir de los 6 meses en el impuesto de sucesiones y transcurridos los 30 días en el impuesto de donaciones. Transcurrido ese plazo el impuesto habrá prescrito y no será exigible por la administración.